1

10 razones que convierten a las mejores ideas en fracaso

PULSO SOCIAL

Mucho se habla del gran valor de las ideas, la innovación y creatividad para sentar las bases de un negocio rentable y duradero. Sin lugar a dudas la idea es el pilar fundamental en donde debe cimentarse un proyecto, pero siempre acompañada de otros factores de relevancia.

Tomando la analogía de una casa en construcción, podemos afirmar que mucho antes de comenzar a realizar el pozo y comprar los hierros que servirán de estructura hay una persona que primero soñó con su hogar. Analizó las diferentes propuestas, discernió en función de muchas variables cuál era la mejor opción, hizo un presupuesto estimativo de cuánto le costaría poner en marcha su casa asegurándose de contar con lo necesario en cada etapa del proyecto, y luego eligió al profesional para que diseñara los planos de acuerdo a la idea inicial.

De ahí en más, aunque suene trillado, los pasos a seguir son relativamente sencillos: comprar los materiales, contar con mano de obra calificada, atenerse al plan de gastos inicial y acompañar la obra con entusiasmo.

Este es apenas un ejemplo gráfico, pero que sin embargo cuando lo extrapolamos al mundo competitivo de los negocios se pueden asociar algunas de las causas que podrían hacer que una gran idea termine en un rotundo revés.

1. No estudiar exhaustivamente el mercado
Cuando se arma un plan de negocio lo primero que se tiene que tener en mente es el público objetivo al que se dirigirá el emprendimiento. La segmentación de los clientes es vital para luego apuntar con efectividad las estrategias de marketing y comercialización.

2. Pensar un producto o servicio fuera de vigencia
Son incontables las empresas que nacieron de la fiebre por las modas corporativas, y así como vieron sus primeros minutos de gloria se desvanecieron al poco tiempo. Subirse al tren del éxito puede ser en muchos casos un arma de doble filo, ya que se corre el riesgo de ubicarse en el mercado en un momento de saturación y curva descendente de la demanda.

Es por ello que el valor de la anticipación de las tendencias es crucial en los negocios, sobre todo teniendo en cuenta la realidad de una sociedad en cambios constantes. Una buena idea en el momento equivocado puede ser letal para el progreso del negocio.

3. Perder de vista a la competencia, amedrentarse o darles oportunidades impensadas
Aquí se visualizan 3 posturas marcadas respecto al mismo tema, y en las que un emprendedor suele cometer errores.

La primera de ellas es no realizar un análisis de aquellas empresas que competirán cabeza a cabeza con el emprendimiento. De la observación del comportamiento de otras organizaciones podemos deducir elementos muy importantes para potenciar la propia.

Y también es importante elegir bien a tus socios, aliados o con quien compartes tus ideas e información, ya que puedes crearte competidores inesperados.

4. Realizar gastos innecesarios o inadecuados
Cuando se comienza todo proyecto es común que se tenga la falsa creencia que sólo puede crecer si se dispone de una oficina donde citar clientes, empleados para cada área o sector sin llegar a ser imprescindibles o mobiliario excesivo. Dilapidar el dinero, aunque se posea, nunca es un buen síntoma para el crecimiento. Por el contrario, en una inteligente distribución del capital radica gran parte del desarrollo empresarial.

5. Ideas buenas con emprendedores con baja autoestima
Los factores psicológicos, las creencias inconscientes que delimitan el accionar y la valoración que cada persona tenga para con uno mismo, no son tópicos excluyentes del diván y la vida personal, sino que juegan el papel más importante en la concreción de las metas propuestas.

La neuroplasticidad, ciencia que estudia la capacidad del cerebro para reaprender y modificar conductas, explica que el cerebro tiene la capacidad de cambiar su estructura y funcionalidad de acuerdo a su interacción con el medio, reemplazando creencias y reelaborándolas por otras que podrás usarlas a favor del éxito personal y profesional

6. Plan de marketing con falencias
Scott Adams, autor de la tira diaria Dilbert, ironiza el rol del marketing dentro del esquema empresarial de la siguiente manera: “El departamento de Marketing utiliza muchas técnicas avanzadas para juntar producto y comprador de una forma que eleve al máximo los beneficios. Por ejemplo, regalan llaveros”.

Esta premisa humorística tiene una visión que no está para nada alejada de la realidad que es hacer marketing porque hay que hacerlo. No es lo mismo contar con una cuidada estrategia de marketing, elegir las acciones a tomar y el canal para hacerlo de la mejor manera que simplemente imprimir lapiceras con el nombre de la empresa o regalar llaveros.

7. Elección incorrecta de recursos
Desde un socio capitalista, programadores, diseñadores, etc., el equipo de trabajo que se forme determinará los tiempos de crecimiento de una startup. Contar con personal con pasión, entrega, amor, entusiasmo y talento son requisitos que no sólo acelerarán el progreso, sino que éstos se trasladarán a los clientes, los financistas y la comunidad virtual.

8. No rendirse ante el mínimo inconveniente
Persistir, aprovechar las crisis y sortear tormentas es una de las características que diferencian un emprendedor con éxito de otro que solo ha tenido buenas ideas.

9. No contar con respaldo financiero necesario
Llevar una idea exitosa adelante puede llevar mucho tiempo. Todo agricultor japonés que se precie sabe que el bambú lleva 7 años de laboriosos cuidados, creciendo sólo unos centímetros. Esta aparente demora es el tiempo que le demora forjar sus raíces, para luego crecer 30 metros en semanas.

Por eso es importante contar con el respaldo económico y financiero para acompañar el proceso. Si has recibido aportes de inversionistas, es fundamental asegurar el equilibrio, es decir el break-even, mientras se cuente con el aporte inicial. De no hacerlo, se deberá buscar nuevas inversiones con la consecuencia de perder parte de la empresa, o bien realizar ajustes que llevarán a quebrar la armonía lograda.

En el caso que seas un emprendedor individual, es de extremada importancia contar con el respaldo que te permita continuar y sostener el proyecto además de las responsabilidades familiares. Si estás dejando un trabajo en relación en dependencia, ten en cuenta que ya no cobrarás del 1 al 5 de cada mes, sino que muchos clientes podrán postergarte pagos, o darte cheques a varias semanas. Organiza esto de la mejor manera para no convertir el soñado proyecto en un mar de nervios y estrés, ni tener que traicionar valores por problemas de cash flow.

10. Desperdiciar el efecto del online
Sitio web moderno, optimizado para SEO y visible fácilmente en todos los dispositivos, presencia online en redes sociales que consideres, son hoy por hoy fundamentales. No contar con ellos significará una pérdida de oportunidades y de imagen. En cambio llevarlas adelante con inteligencia contribuirá enormemente al éxito deseado.

There are 2 comments

  1. Pingback: Cómo recompensar a los empleados de una PyME - Mundo PYME

  2. Pingback: Lecciones de un emprendedor anónimo que todo fundador debería saber - Mundo PYME

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *