1

Usos básicos de la nube para toda PyME

La tendencia en las PyMEs es ir volcando todo su contenido a la nube, una idea acompañada por los proveedores de Internet que van incrementando los beneficios de sus servicios. Tiempo atrás, una conexión ADSL de 512k era “lo mejor del mundo”, ahora tenemos que hablar al menos de 1 o 3 MB. De hecho, cuando el 4G se establezca por completo, las conexiones ofrecidas deberán estar a la altura y entregar mayor velocidad de conexión.

Todo este movimiento nos está llevando a pensar en la nube, es decir, en Internet como algo que sirve más allá que para navegar, chatear y usar mails, sino también como una estación, no solo de trabajo, sino parte de la vida misma.

En este contexto, lo importante es poder entender de qué manera puedo llegar a la nube, dándole el uso que necesito para mi empresa. La respuesta a esto depende mucho del rubro, tipo y objetivo que persiga la empresa (reducir costos o mejorar productividad, por ejemplo), para poder realizar un análisis más puntual de cada caso. Sin embargo, sí podemos explicar 2 usos básicos que casi toda PyME puede utilizar y sacarle el máximo provecho.

1. Un servidor de correo dedicado para tu PyME
Si el objetivo es ahorrar costos, el servicio que se puede obtener por un costo determinado está bien, pero ¿cumple realmente las necesidades de mi PyME? Ese es otro tema.

¿Qué puedo hacer con un servicio más completo? Pensar en tener algo más profesional, tener en mi servidor de correo, contactos y calendarios (privados / compartidos), VoIP, y hasta tener la posibilidad de hacer autoría de documentos compartida y en línea.

Y hablando de la nube, la conectividad es lo principal, por eso tener conexión con clientes propietarios tales como Microsoft Outlook, Novell Evolution y Apple Mail, y sincronización nativa de 2 vías para muchos dispositivos móviles es esencial.

Además, es posible motivar al usuario a personalizar el escritorio del correo electrónico para que fije su atención sobre una única pantalla (la del e-mail con los recursos compartidos). De esta forma, en el escritorio se puede incluir páginas como Facebook y Skype, entre otras apps o webs, o hasta usarlo como una intranet.

2. Acceso a archivos en la nube
Seguramente a más de uno le habrá pasado tener que reinstalar el sistema operativo de su PC, perdiendo archivos importantes de su PyME, presupuestos, cotizaciones, etc. Los contactos, calendario y archivos compartidos es posible salvarlos usando alguna tecnología como la descrita anteriormente, ¿pero el resto?

Hay opciones que tampoco podríamos obtener abonando el servicio de hosting básico, aunque sí contratando alguna solución de storage o disco en la nube. La tecnología de esta opción puede trabajar de varias formas. Una de las más comunes es tener una carpeta local en donde todo lo que se copie es subido de forma automática a la nube, o cualquier dispositivo móvil (tablets, celulares, etc.). La otra es subiendo directamente los archivos a la nube contratada (también desde cualquier dispositivo con Internet). De esta forma, sea cual sea la tecnología que use para tener un “disco en Internet”, van a estar siempre los archivos disponibles y se podrá tener acceso desde cualquier lugar, dispositivo y ante cualquier inconveniente.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *