1

Startups Fintech: bancarizar sin bancos

Datos del Banco Mundial señalan que las startups fintech son una opción con mucho espacio para prosperar en América Latina.

El menú es largo y hay de sobra de donde elegir en el área del. FinTech: desde proyectos como micro financiadoras, aplicaciones que promueven el ahorro personal, plataformas de bitcoin que permitan eliminar las comisiones. En el muy lucrativo negocio en la región del envio de remesas o, simplemente, mecanismo que permitan el pago fácil de servicios básicos (luz, agua, gas, internet, etc) utilizando solo mensajes vía SMS.

Según el director de banca electrónica de BBVA, Hugo Nájera, las startups que logren éxito desarrollando alternativas para realizar estas y otras operaciones no sólo serán exitosas sino que, además, contribuirán a cerrar la brecha de bancarización que existe en la región cuyos volúmenes son económicamente muy atractivos.

Nájera destacó que mientras el índice mundial de personas no bancarizadas se encuentra en torno al 38%, el promedio de América Latina es del 49% en general, superando el 70% en países como México o Colombia, por lo que porcentajes muy importante de la población no disponen – entre otras cosas – de tarjetas de crédito o débito, según cifras del Banco Mundial.

Mercado de 210 millones

El ejecutivo del BBVA coincide con el Banco Mundial en el tamaño de la oportunidad que la bancarización – con o sin bancos – supone para América Latina: en la actualidad, 210 millones de personas no cuentan con acceso a servicios bancarios

Y siendo el mundo actual un intrincado tejido tecnológico, el desarrollo del eCommerce  – por ejemplo – encuentra una importante desventaja al no tener cómo acceder a semejante volumen de personas.

Así que, es otra idea para una startup: una aplicación, plataforma o sistema que permita a los no bancarizados participar de la ventaja de las compras on line.

“Hay un gran reto en la inclusión pero la parte digital lo va a hacer más fácil. Los que le metan más tecnología a la parte de inclusión financiera van a poder hacer cosas muy interesantes”, aseguró el ejecutivo.

Startups
México registró 103.9 millones de líneas móviles en febrero de 2015, de las cuales, 50.6% eran smartphones.

La ventana “smartphone”

Por todo ello, a Nájera le entusiasman las posibilidades y advirtió que los emprendedores dedicados a finntech son fundamentales para acabar con la exclusión financiera en el futuro cercano pues están quitando intermediarios y reinventando la banca a través de los teléfonos móviles e inteligentes.

Así, México registró 103.9 millones de líneas móviles en febrero de 2015, de las cuales, 50.6% eran smartphones, según datos de la consultora CIU.

Aunque Nájera celebra los nuevos modelos que plantean transacciones nacionales e internacionales vía smartphone así como a las startups que otorgan micro créditos validados a través de análisis de datos o validación del usuario en redes sociales, aconseja que los emprendedores tomen en cuenta el espíritu de la regulación para hacer que sus negocios crezcan en buenos ambientes.

“Está muy bien para el negocio que la mayoría de la población ya cuente con un celular pero la mayoría no tiene datos, lo que no te permite conocer al cliente al 100% ni le permite hacer transacciones en aplicaciones de forma más ágil”, explicó.

Veamos aquí las tres recomendaciones que Nájera hace para el éxito de las startups finntech:

Resguardo de ID. La banca no es un vertical de industria extremadamente regulado por accidente: se intenta proteger a sus usuarios y la startups fintech deben hacer lo mismo: cuidar y verificar la seguridad (y validez) de los datos personales de sus clientes;

Transacciones seguras. Estas startups deben asegurarse de proteger las transacciones cerrando los canales de capital anónimo y de efectivo;

Noción de riesgo financiero. Vigilar a quién le prestan dinero: comprueben que tengan un empleo formal en la mayoría de los casos o, en todo caso, los emprendedores finntech deben encontrar nuevas formas de autenticar y conocer a sus clientes.

“La invitación es: preocúpense por lo que se preocupa la autoridad. Aunque las cumplan de otra manera (no como lo ha escrito el regulador) está perfecto, pero hay que cuidarlas y eso nos va a evitar que haya otras crisis financieras”, concluyó Nájera.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *