1

INTALENT caza a las startups de la Economía Naranja

La convocatoria INTALENT del BID está dirigida a los emprendimientos con base tecnológica vinculadas con la sociedad del conocimiento.

Factory Pyme | Elibeth Eduardo | @ely_e

El pasado martes se celebramos de nuevo el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, mejor conocido como el Día de Internet.

Y esta celebración se hace en el marco de una era de transformación digital que ha sido calificada por el Foro Económico Mundial como la IV Revolución Industrial.

Una de las posibles consecuencias de esta transformación es que nos encontremos condiciones (alarmantes) de un mundo sin empleos… al menos para las grandes mayorías, con el respectivo incremento de la pobreza y todos los males asociados a ella.

No obstante, los teóricos de la transformación digital coinciden – parcialmente – con los de la sociedad de la información / conocimiento en que los empleos evolucionarán y los nuevos “trabajadores del conocimiento” vivirán mejor, serán más eficientes y mejor pagados.

Por su parte, desde las oficinas y pasillos del BID Felipe Buitriago e Iván Duque citan a John Howkins en su libro “La Economía Naranja. Una Oportunidad Infinita” al definir la economía creativa como aquella que comprenden los sectores en los que el valor de sus bienes y servicios se fundamental en la propiedad intelectual, mientras la Economía Naranja seria el resultado de las “industrias culturales”, tal como las describió el BID en 2007:

“Aquellas que comprenden bienes y servicios que tradicionalmente se asocian con las políticas culturales, los servicios creativos y deportes“.

No son pocas: van desde todas las asociadas a los libros y medios de comunicación (convencionales); pasando por museos, galerías, ecoturismo, diseño, orquestas y moda (Otras) y culminando el mundo nuevos como el software, los videos juegos, el soporte de medios, el multimedia y, probablemente, la realidad virtual, así como disciplinas vinculadas tanto a la investigación como la bioingeniería y la robótica, como a talentos individuales de base cultural como la gastronomía.

Presupuesto

¿Pobres y sin empleo?

El gran número de saberes, verticales y especialidades involucradas en estas áreas de conocimiento las hace industrias (casi) independientes del sector de servicios, difíciles de catalogar en manufactura y con procesos productivos que (seguramente) la tecnología puede mejorar pero que, esencialmente, siguen siendo “muy humanas”, pese a los esfuerzos de la robótica y la computación cognitiva.

Algunas de ellas, además, pueden llegar a ser muy rentables como los demuestran los videojuegos, Hollywood y buena parte de las industrias de software. Otras como la arquitectura y el urbanismo, son esenciales para las smartcities que el planeta necesita para evitar el colapso.

Por todo ello, el BID, el Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) y la revista MIT Technology Review en español ven una gran oportunidad en combinar los desafíos de la transformación digital con los de la Economía Naranja y convocan, hasta el 8 de junio a INTALENT, donde se evaluarán proyectos que supongan una innovación en las industrias culturales y creativas, de manera tan que se pueda lograr un impacto regional.

La convocatoria, además, cuenta con el respaldo del The HAP Group y sus dos publicaciones emblemáticas de respaldo a los ecosistemas digitales: CIO América Latina y, por supuesto, Factory Pyme.

Los ganadores recibirán:

#Primer Premio. US$ 10.000, junto con un viaje a la conferencia de tecnologías emergentes de MIT Technology Review, EmTech.
Allí los fundadores y equipos podrán capitalizar e contacto con el ecosistema innovador de Boston.

#Segundo Mejor Proyecto. Este equipo se hará acreedor de un viaje a Washington para participar en la final de “Idear Soluciones”.

#Categoría Especial. INTALENT premiará con US$ 2.000 a la Mejor Fotografía sobre Cambio climático.

Para más información sobre esta convocatoria o cómo pueden aplicar en la misma en www.intalentlatam.com.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *