1

Mentalcheck es terapia psicológica en sus manos

La aplicación de autoregistro española Mentalcheck avanza hacia ofrecer funcionalidades de bienestar que complementen su visión inicial.

Factory Pyme| Por Elibeth Eduardo | @ely_e

¿Alguna vez ha pensado que parte de su trabajo cotidiano puede ser mejorado por la tecnología de una forma que – aún – no existe? Porque eso podrá, en el mediano plazo, se una aplicación que brinde los beneficios de seguimiento y continuidad o procesos que sean manuales.

Según explicó la coordinadora del proyecto Mentalcheck, Mercedes Martínez Jauand, algo como esto ocurrió en la gestación de Mentalcheck: una aplicación concebida para apoyar, al mismo tiempo, la recolección de información psicológica tanto como la investigación al facilitar el seguimiento de procesos clínicos de cambio conductual.

“Sustituye el papel y lápiz en la ejecución de una técnica clásica de la psicología que utiliza el 98% de los profesionales en consulta y que denominamos AUTOREGISTRO“, explicó Martínez.

Además, como es una aplicación para smartphone, tanto el usuario como el profesional cuentan con la información y los historiales a la mano, en todo momento y lugar.

Bitácora de un seguimiento

Lo más afortunado es que, aunque el autoregistro es fundamental en la cínica psicológica y permite plantearse una oportunidad B2B como Mentalcheck, el que la apps permita realizar registro de avances y permitir consultas en línea también abre las puertas para oportunidades B2C.

“Sirve acompañar la intervención diaria para ver como evolucionamos. Desde consumir menos cigarrillo o tóxicos hasta eliminar una emoción. Pero, también, sirve para el coaching (personal, gerencial y deportivo). Esas son áreas hacia las que lo pensamos crecer”, explicó Mercedes Martínez Jauand.

Además explicó que, gracias a la tecnología y incorporación de más gadgets puede usarse para el control de áreas vinculadas al bienestar como la nutrición, el fitness, etc., al incorporar micrófonos y sensores para medir nuestras reacciones a estímulos (como la terapia) o prácticas (como el ejercicio).

Martínez Jauand considera que todas estas opciones han podido desarrollarlas gracias a la manera de trabajar conjuntamente que aprendieron en la aceleradora (en Palma de Mayorca) y las relaciones que crearon en esa experiencia.

“Gracias a que la aceleradora nos ha dado un sistema muy estructurado hemos hecho una buena información del mercado y el usuario que nos ha permitido modificar el diseño y la arquitectura tecnológica. Recomendamos a quién quiera emprender que no se salte la fase de validación ni se quede con 20 entrevistados. Mientras más mejor para que tenga una masa crítica importante que le permita ajustar y visualizar los avances de su producto”, concluyó.

Vea aquí la entrevista completa:

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *