1

Emprender o cómo cambiar de piel, visión y hábitos

El coach de planificación Oswaldo Vicenté habla del programa requerido para emprender y mutar de ejecutivo a empresario.

Factory Pyme | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Los números son devastadores: el 80% del los emprendimientos “fallecen” en los primeros dos años de creación.

¿Por qué? Las razones son muchas pero, según el CEO de la empresa de coaching Expandiendo el Potencial, Oswaldo Vicenté, la causa detrás de todo podría ser una falla en el cambio de estado mental que se requiere para hacer funcionar cualquier emprendimiento.

De hecho, Vicenté destaca que sus programas trabajan ese cambio de hábito mental que deben hacer las personas en su ruta para ser empresarios exitosos:

  • De EJECUTIVO a EMPRENDEDOR
  • De EMPRENDEDORES a AUTOEMPLEADOS independientes
  • De AUTOEMPLEADOS autónomos a EMPRESARIOS

“En nuestro trabajo ayudamos a los emprendedores a combatir los errores que hasta nosotros hemos cometidos: al arrancar, con los socios y familiares”, explicó Vicenté.

Y es que, del 80% que fracasa, 60% son empresas familiares y 20% con amigos.

“Hay que entender que las sociedades son un matrimonio y que hay que buscar para ello a quién compensen nuestras debilidades”, sostuvo el CEO de www.expandiendo.com.

Millennials_edit

Otros tips fundamentales para los emprendedores luego de plasmar la idea serían:

  • OBJETIVOS. Según Vicenté, las empresas que no establecen sus planes de crecimiento, sus objetivos y sus métricas, no pasan del segundo año.
  • DIRECCIÓN. Luego de establecer los parámetros que delinean la idea y la ponen a trabajar, establezca la MISIÓN y la VISIÓN que le dará sentido de dirección a su proyecto.
  • INVESTIGACIÓN. Tan importante como aterrizar la idea es investigar y determinar el mercado que va a necesitar sus productos o servicios. Determine el NICHO que le traerá sus clientes.
  • COMUNICACIÓN. Establecer quién es nuestro nicho define también el modelo de personas al que dirigiremos la publicidad para construir nuestra MARCA.

“Al concluir cada año, debemos hacernos tres preguntas: (1) ¿Esto que voy a hacer este año está alineado con mi misión?; (2) ¿Estos resultados que voy a obtener este año, están alineados a la visión que establecimos?; (3) Y, esto que estamos trabajando y que queremos lograr, los valores que tenemos, ¿los van a promulgar?

Otra cosa que olvidamos cuando vamos en el camino para convertirnos en empresario son los valores que hicieron nacer la organización. Se vale cambiarlos, pero no olvidarlos”, afirmó Vicenté.

Revise toda la conversación en el siguiente vídeo:

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *