1

Marca: activo e identidad de su emprendimiento

Puede que este pasando por tiempos difíciles. Pero un cambio en su marca es una decisión que no puede ser tomada con ligereza.

Factory Pyme | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Sí hay algo que ha demostrado el estudio de las empresas como instituciones es que las causas de su permanencia en el tiempo son variadas y complejas.

Y, de todo ese complejo mundo de variables, la marca es un elemento de identidad que ha demostrado que, aunque es un intangible, constituye uno de los activos de más valor en la organización.

“Si bien el cambio es una constante, me da la impresión de que muchos emprendedores entienden que el cambio de marca es solo un tema de cambio de logo cuando, en realidad, es mucho más complicado”, explicó el especialista en marketing digital y emprendimiento, Roberto Matute.

En conversación con el Director Editorial de HAP Group, Adolfo Manaure, el también CEO de Imolko destacó que la marca como identificador es mucho más que una imagen en la papelería y la marquesina por lo que la decisión de hacer un cambio debe hacerse con mucho cuidado.

“De hecho es un activo tan poderoso que auténticos icono culturales como Coca-Cola han señalado que pueden perder todas sus plantas en territorio estadounidense y, aún así, recuperarse gracias al valor de su marca”, puntualizó Manaure.

Aunque no sea Coca-Cola

Y, aunque usted no sea Coca-Cola, su marca pesa para alguien: para sus clientes, sus proveedores pero, sobre todo, para sus empleados que son (en las empresas pequeñas los embajadores y custodios de su marca.

startups europeas ahora tendrán a BEI en Panamá_1¿Significa entonces que no se puede hacer un cambio de marca? No: hay razones y hasta justificaciones (fusiones, asociaciones, cambios de ramo) para hacerlo.

“Lo más recomendable, sin embargo, es que esto no sea un cambio cosmético sino que sea un proceso cultural en que se le agregue valor a la experiencia del cliente“, explicó Matute.

Para el especialista, cuando sea necesario hacer un cambio de marca, además de planificarlo debería ser consultado con sus audiencias.

“Esto permite reducir los riesgos, especialmente en el caso de los empleados, involucrarnos en la decisión para que tengan como defenderla cuando, finalmente, ocurra”, insistió.

Vea los detalles de esta conversación en el siguiente vídeo:

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *