IoT: ¿Por qué es la “sospechosa inusual” de los recientes ataques?

Para la mayoría de los emprendedores, los gastos de seguridad en TI son cosa de corporaciones. Pero la IoT está en todas partes y tiene amenazas.

Factory Pyme | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Los emprendedores siempre están ocupados y, en general, tienen poco tiempo para ver noticias…a menos que sean económica que – por supuesto – pueden afectar nuestras operaciones.

Pero, quizás, sus cuentas de Twitter, Instagram y Snapchat pasaron el fin de semana raros o tuvo problemas (suaves) con sus blogs a consecuencia del feroz ataque que ocurrió en la Costa Este de Estados Unidos hace hoy una semana.

Seguro (aunque se haya enterado) siguió de largo en su día de locura. Pare un momento porque estos ataques – dirigidos a dispositivos digitales para paralizar sitios web – han puesto en relieve los riesgos que la Internet de las Cosas (IoT) representa para todas las empresas, incluyendo la suya.

¿Por qué? Porque va llegando la hora de que veamos alrededor y tomemos conciencia de la cantidad de dispositivos conectados que tenemos en nuestro entorno:

• Impresoras conectadas a sistemas de videoconferencia inteligentes
• Telefónos VoIP
• Cámaras de vigilancia
• Central telefónica “smart”
• Neveras y cafeteras inteligentes…
• … sin contar laptos, PCs y tablets conectadas quizás a alguna nube.

Más allá de los servidores

Si esté descubrimiento le asombra, no se preocupe: también las grandes corporaciones han sido “sorprendidas” en su buena fe ya que descubren que después de resguardar con muros (inclusive físicos) sus servidores, la nube los expone y las redes de IoT suponen que hay que replantearse la seguridad interna.

Aunque sus sistemas son mucho más simples, hay medidas de seguridad que deben tomarse para que la catástrofe que podría no estar dirigida a una startup igual toque a su puerta por ese fenómeno aterrador de nuestros tiempos como es el ransomware… que supone el “secuestro” digital de la información de sus equipos y que sólo se libera a cambio de un “rescate”.

Veamos algunas medidas que debería considerar para que los ataques globales no pasen por su puerta:

• Evalúe con un especialista las vulnerabilidades de su lugar y equipo de trabajo.
• Consulte a sus colaboradores más cercanos sobre las medidas de seguridad que mantiene en sus equipos, incluyendo el smartphone.
• Esta revisión debe incluir aplicaciones: desde el Dropbox (o Google Drive) hasta el Slack.
FUNDAMENTAL: Cree una cuenta WI FI para los visitantes de su oficina y procure que su contraseña NO SEA PÚBLICA.
• A esta cuenta de visitantes hágale mantenimiento constante ya que las redes de WI Fi son una fuente permanente de ataques y la puerta de los virus fuera del ámbito corporativo.

La consultora del mercado tecnológico Gartner predice que 20 mil millones de dispositivos conectados serán desplegados en 2020: un tercio de ellos son acusados por su vulnerabilidad. Su competidora, IDC predice que dos tercios de las empresas experimentarán brechas de seguridad a través de IoT para el año 2018.

La transformación digital está a nuestro alrededor pero los delincuentes digitales son invisibles. Así que no hay cámaras que valga. Sólo cierre la puerta.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *