Promociones de San Valentín: ¿Aún está a tiempo? Le damos 4 tips

Si San Valentín lo tomó por sorpresa, hasta el fin de semana puede realizar algunas promociones para que el día del Amor y la Amistad le deje algo en caja.

Factory Pyme | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Por supuesto, improvisar no es lo mejor para estos casos. Por el contrario, el Día de San Valentín debe ser para anunciar los ganadores de concursos, promociones y “reconocimientos” a esos clientes leales a los que su empresa quiere reconocer cómo amigo.

Pero, sin embargo, dependiendo de su línea de negocios, siempre puede aprovechar la fecha y, en última instancia, convertir febrero en el mes del Amor y la Amistad. Después de todo, sólo tiene 28 días.

Veamos aquí algunos consejos para que no deje pasar la oportunidad de esta fecha:

1. Regalos de último minuto

Recuerde siempre que más vale llegar a tiempo: tenga listo un catálogo de regalos “rápidos” de último momento que puedan ayudar a decidirse a quienes “descubren” que aún no tienen un regalo que “deberían” tener listo. Aunque sea un pequeño detalle. Y nunca olvide ofrecer la envoltura: la compra de última hora siempre debe ser una oferta completa.

Además, si su área es el entretenimiento o la gastronomía, recuerde que nadie queda mal con una comida: puede diseñar un número finito de “deliverys” que llevar o tener listos para llevar para aquellos clientes que quiera que tenga presente que usted lo “sacó de un apuro”.

2. Nunca es tarde

Y, si su área es la hospitalidad o la gastronomía, puede sortear u ofertar algunos cupos tanto para este fin de semana, los que quedan de febrero y hasta el primero de marzo porque es una excusa “respetable” el querer “celebrar” en días que son más tranquilos.

Por supuesto, con estas opciones también ayudará a quedar bien a sus clientes más fieles con quienes desea cultivar una relación de largo aliento.

3. Opciones abiertas (y desesperadas)

Aunque la mayoría de nosotros detesta los regalos impersonales, algunos de sus usuarios con relaciones muy nuevas o de muchos años pueden agradecer fórmulas como cupones gift card o destinos “sorpresa” que permitan que el otro se haga “su propio regalo” a la medida de sus gustos y caprichos y, además, no los agradezca.

Todos nos hemos sorprendido alguna vez con el regalo que alguien decidió darse y JAMÁS se nos hubiese ocurrido. Dele esta salida a sus clientes. Eso sí: revístalo con algún mensaje elegante para que no quede como una opción fría y para salir del paso.

4. Espacio para el “myself”

Pese a las connotaciones de San Valentín, puede generar promociones y ofertas que sean para auto-premiarse o gratificarse que estén, más bien, dirigidas a quienes “disfrutan la elección de soltería”.
Algunos locales inclusive pueden especializarse en reservas “solo para solteros” que evite que quienes desean comer solos o con amigos sin dobles intensiones no queden entre parejas amorosas.

Pero todas estas opciones son sólo posibles si usted se ha dado a la tarea de conocer a sus clientes o, al menos, sabe quienes son recurrentes y puede hacerle llegar estas opciones a su mano a través del correo electrónico que le llega a su smartphone.

Las redes sociales ayudan pero no necesariamente le permiten llegar a sus clientes más cercanos. Recuerde que está es un compromiso de año nuevo. Y ya estamos a mediados de Febrero (¡!): no deje de hacer esta tarea para aprovechar al máximo todas las posibilidades de promociones que se abren a lo largo del año.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *