Fri, la plataforma que bancariza desde el móvil a los centromericanos

Simplificar el proceso de apertura de cuentas es el objetivo fundamental de la plataforma Fri, desarrollada en Guatemala.

Vía MIT Technology Review

Distintas institucionales multilaterales nos recuerdan frecuentemente que, aunque Asia es la región del mundo con mayor desigualdad económica en la población, América Latina mantiene una disparidad que permite que muchas personas ni siquiera puedan imaginar lo que otros viven en su misma ciudad, región o país.

Y es que es difícil pensar en términos de lo que se desconoce. La falta de oportunidades, muchas veces, es falta de conocimiento. O de “modernidad”. El alto uso de efectivo, por ejemplo, tiene que ver con falta de cultura (o malas experiencia) bancaria.

Pero, tener una cuenta corriente es el primer paso para acceder a los servicios financieros básicos. Sin embargo, en 2014 sólo el 41% de los guatemaltecos mayores de 15 años tenían una cuenta bancaria frente al más del 90% registrado en los países más desarrollados, según un informe del Banco Mundial.

Y en Nicaragua este porcentaje baja incluso hasta el 19%. Esta situación regional se traduce en una menor capacidad individual de ahorro, un peor acceso a préstamos y una economía basada en los pagos en efectivo.

TI como solución

Para combatir esta situación, el joven guatemalteco José Rivas ha desarrollado Fri, una plataforma para facilitar el acceso a los servicios financieros a través del teléfono móvil a personas no bancarizadas.

Gracias a este avance, Rivas se ha convertido en uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 Centroamérica 2016  de MIT Technology Review en español.

“Puede crearse una cuenta sin necesidad de ir a ningún banco, comenzar a recibir pagos y realizarlos. El objetivo es dar acceso a servicios bancarios a gente que no puede o no quiere acudir a un banco”, explica Rivas.

En las zonas rurales el acceso físico a una sucursal puede resultar problemático, mientras que para otras personas, como ya hemos dicho, el problema es el desconocimiento y falta de confianza en el sistema financiero.

Socio disruptivo

Para que los usuarios poco familiarizados o desconfiados se vayan adentrando en los sistemas bancarios, Fri ofrece un programa de logros y recompensas a medida que van aportando más información fiscal a su cuenta.

“Por ejemplo, para pedir un préstamo es necesario desbloquear este “nivel” mediante el aporte de un documento que certifique el volumen de ingresos”, aclara. Este tipo de requisitos sirve, además, para prevenir que Fri sea usado para el blanqueo de capitales.

Fri ya tiene el apoyo de cinco entidades financieras con las que ha llegado a un acuerdo de colaboración hasta el momento. Asimismo cuenta con una amplia red de comerciantes adheridos y más de 150.000 usuarios registrados.

“La propuesta de Fri es muy ambiciosa y sin duda una gran oportunidad para bancarizar a las personas que aún no lo están”, afirmó el director de Desarrollo de Negocios en Corporación GPF, Jeffry Illingworth, miembro del jurado de Innovadores menores de 35 Centroamérica 2016.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *