1

Conozca 4 costumbres que han ayudado a otros fundadores

Emprender es un trabajo duro, con muchas horas de sobretiempo. Aprenda de las costumbres de otros fundadores para no morir en el intento.

Con información de Agenda WEF 

Lo hemos expresado en otras ocasiones: los unicornios y otras grandes historias de éxito de Silicon Valley hacen que los emprendimientos – tecnológicos o no – luzcan casi como aventuras románticas.

Pero emprender solo es así cuando el “romanticismo” es filosófico (del cual Nietzsche es uno de sus mayores exponentes) y coloca a la voluntad indoblegable del hombre como el centro de todo lo posible. Sorteando todas las dificultades.

No son pocas. El destino de entre el 80 y el 90% de los emprendimientos es el fracaso en cualquier momento de sus primeros CINCO (05) años. Una. De cada dos en los primeros TRES (03).

Por suerte, no tiene que desafiar a las estadísticas (fatales) usted sólo: Agenda WEF entrevistó a varios empresarios del programa anual para fundadores Empact Showcase sobre los hábitos y costumbres que han adoptado y que, en su opinión, impactan en forma significativa tanto su vida como su trabajo.

Saque sus propias conclusiones y adopte aquellas costumbres que sienta que puede incorporar exitosamente a su rutina.

1. Cree un horario organizado

Mi gran meta es ser consistente con mi horario y como resultado tengo un estilo de vida que me permite maximizar la cantidad de trabajo que hago. Creo que este tipo de priorizaciones ha creado un gran impacto en lo rápido que Fueled  ha crecido.

Mi cena termina a las 11:00 p.m. y siempre tengo una sesión laboral hasta las 3:30 a.m. Hacer a un lado un bloque de tiempo en mi horario para la creación productiva es vital en mi proceso laboral. Ahí es cuando respondo a los correos y cuando se me ocurren grandes ideas sin tantas distracciones. Luego me voy a dormir alrededor de las 4:00 a.m. y me despierto sin ayuda de una alarma. Otras personas tal vez se enfoquen en cosas diferentes, como la familia, pero un horario consistente es clave.

Rameet Chawla de Fueled 

2. Ponte tres metas específicas semanal y mensualmente e ignora todo lo demás

Hay millones de cosas que puedes hacer para mejorar tu negocio. El problema es que si tratas de arreglar o mejorar todo al mismo tiempo vas a hacer algo mal. Necesitas ser implacable al seguir tus metas. Al menos una vez al día pienso ¿Lo que estoy haciendo me está ayudando a cumplir mis metas? Es fácil distraerte con tareas que no son importantes. Sólo necesitas estar al pendiente.

Para asumir nuestra responsabilidad y seguir en la misma página, tenemos reuniones los viernes. Durante estas juntas nuestra empresa establece algunas metas para la siguiente semana y vemos cómo vamos con las de la semana pasada. Es mucho más fácil decir ” lo que salió mal esta semana” que “lo que salió mal en este trimestre”.

Patrick Ambron, Co-fundador de Brandyourself

3. Haz muchas listas tan pronto llegues a tu oficina

Mi hábito es crear listas de todo durante una hora tan pronto llego a la oficina cada mañana o antes de terminar el día. Eso me fuerza a pensar durante en mi día, semana, año y en mi plan a largo plazo antes de comenzar a ejecutar.

Además, mejora mi organización y claridad. En el pasado me ponía al corriente con los detalles del día a día y dejaba de pensar en las metas grandes.

Jonathon Nostrant, fundador de Ivee 

4. Pregúntate esto antes de dormir

Cada noche, antes de ir a la cama, me hago esta pregunta: si viviera todos los días de la misma forma que lo hice hoy, ¿qué tipo de futuro podría crear?

Eso me fuerza a evaluar constantemente si mis acciones están alineadas con mis prioridades. El futuro toma forma un día a la vez y nunca está tan lejano como creemos.

Jesse Lear, Co fundador de V.I.P. Waste

Y si ninguna de estas logra convencerlo, siga buscando. O invente las suyas propias: aquellas costumbres que lo ayuden a ser más productivo y estar más motivado.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *