fbpx
1
empleo femenino
 

Empleo femenino decae en la recuperación económica post pandemia

En los mercados latinoamericanos, el empleo femenino está perdiendo fuerza en las dinámicas de recuperación tras la crisis sanitaria. ¿Pero porqué es vital un liderazgo femenino potente en las organizaciones de la economía digital?

Según los expertos, en las principales economías latinoamericanas comienzan a consolidarse los indicadores de recuperación económica impulsados por la renovada actividad comercial por canales digitales y la innovadora economía digital.

En países como Chile, por ejemplo, al cierre del primer semestre de 2020, se reportaban 1.8 millones de empleos perdidos, de los cuales 899 mil eran empleos femeninos. Un año después, justo al final del primer semestre de 2021, se apunta una recuperación de 938 mil puestos de trabajo, entre los cuales sólo 395 mil, han sido plazas laborales para mujeres.

Los motivos de la baja empleabilidad femenina tendrían relación con el desafío que se impone a las mujeres de lidiar, tanto con las responsabilidades laborales como con la carga del cuidado del hogar y los hijos. En muchas ocasiones la demanda de ambos hace que la situación sea insostenible, por lo que muchas han optado por no regresar al campo laboral.

Capacidades del liderazgo femenino que requieren las organizaciones

Los analistas han levantado la voz de alerta por el riesgo que supone la perdida de oportunidades para el liderazgo femenino. Según la consultora The Flash Co, “en la transformación digital, la gestión de la innovación y en los modelos organizativos de nuestras organizaciones el papel de la mujer será clave. Es más, no se entenderá sin ella”.

El liderazgo del hombre, sin entrar en estereotipos, puede ser más pragmático, individualista, orientado a objetivos y transaccional. En el caso de las mujeres, aportan una mayor habilidad para escuchar, el deseo a formar consenso, la orientación a las personas, la tendencia a la cooperación y la atención al riesgo. Lo más importante, son expertas en manejo de crisis y en adaptarse a los cambios.

Gonzalo Cruells, CEO Fastco Group, agrega que resulta urgente, entonces, potenciar la empleabilidad femenina, sobre todo en áreas donde, por un lado, puedan explotar sus potencialidades y, por otro, donde puedan encontrar la flexibilidad necesaria para desarrollarse tanto laboral como personalmente. “El área de contact center y servicio al cliente es una de las industrias donde es posible encontrar estas características”.

Otro de los aspectos que urge cambiar para revertir la situación del empleo y potenciar el liderazgo femenino, recae en un cambio cultural. Primero, asumiendo que tanto labores domésticas como de cuidados de los hijos son responsabilidad de los adultos presentes, independiente del género; y segundo, fomentando culturas directivas en las empresas que vean al colaborador como un todo, con metas y requerimientos laborales como también personales. Equilibrar los incentivos para que ambos aspectos de la vida de la gente conversen de manera armónica, sin lugar a duda, repercutirá de manera positiva en la productividad de la empresa.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.