fbpx
1
Seguros de impago de alquiler
 

Por qué es importante un seguro de impago de alquiler

Para los propietarios de un inmueble existen algunos riesgos en la relación con los inquilinos que una póliza de seguro de impago de alquiler puede ayudar a resolver.

Para los propietarios de un bien inmueble, poner en alquiler un departamento, por ejemplo, puede significar algunos riesgos como el impago por parte del inquilino o la usurpación de la propiedad. Por ello crece la adopción de un seguro de impago de alquiler como medida de protección frente a inquilinos morosos.

Un seguro de impago de alquiler usualmente brinda protección de riesgos en varios casos. A continuación, enumeramos algunas.

Cobertura total ante impagos

Ofrece protección al propietario ante el riesgo de impago del alquiler. En una póliza de seguro de impago se suele establecer un periodo determinado de rentas cubiertas que garantice el cobro del alquiler durante los meses que sean precisos para desalojar a un inquilino por la vía judicial.

Gestión de cobros

Un seguro de impago de alquiler también puede ofrecer la gestión de cobros de las mensualidades. De esta manera, el propietario puede olvidarse de estar pendiente de los cobros y de reclamar los retrasos al inquilino.

Cobertura por daños al inmueble

Estas pólizas de seguros suelen indemnizar al propietario por daños causados por el inquilino sobre la propiedad. Así pues, si el inquilino moroso maltrata deliberadamente el piso durante en un proceso de desahucio, por ejemplo, el seguro puede cubrir la totalidad o parte de las reparaciones.

Pagos de suministros y costos por desahucio

Existen pólizas de seguros de impago que también cubren los gastos de suministros de luz y agua a cuenta del inquilino cuando éste deja de pagarlos. Otras incluyen la gestión de las acciones y costes de desahucio para recuperar la posesión de la propiedad.

Consideraciones para alquiler de forma segura

Aunque la disponibilidad de una póliza de seguro de impago de alquiler ya es parte del protocolo de relación entre propietarios e inquilinos, los expertos en el mercado inmobiliario recomiendan varias consideraciones para llevar a cabo un alquiler de forma segura, tal y como lo indica el portal Idealista.

  1. Tanto si eres inquilino como propietario, debes tener claras una serie de pautas para evitar que se produzcan malentendidos o conflictos en el alquiler de un piso. Redactar el contrato correctamente es clave para que el arrendamiento sea seguro.
  2. Realizar un análisis de morosidad del inquilino. En el registro de morosos de Idealista, se puede obtener información relativa al alquiler del posible inquilino, así como las deudas contraídas con propietarios y otras entidades.
  3. Realizar una evaluación económica y laboral del inquilino. Para ello es necesario solicitar información económica y laboral del posible arrendatario. Lo más habitual que se le puede pedir a un posible inquilino para determinar su capacidad económica es:
    • Contrato de trabajo
    • Tres últimas nóminas
    • Declaración del IRPF e IVA en caso de ser autónomo
    • Certificado bancario con la cantidad de dinero de la cuenta
    • Vida laboral
    • Referencias de otros caseros
  1. Exigir el pago de la fianza. En el caso de los alquileres de pisos o departamentos, el inquilino puede entregar al propietario un mes de fianza. El arrendador se quedará con la fianza como garantía en caso de que ocurran desperfectos o el inquilino deje de pagar las cuotas del alquiler.
  2. Contratar un seguro de impago. Con la contratación de una póliza, la empresa aseguradora se ocupa de recuperar el inmueble en caso de impago y de cobrar las rentas impagadas. Además, si el inquilino ha causado desperfectos sobre la propiedad, se encargar de compensar por los daños.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.