1

Round 1: Empresas tradicionales vs Startups

La competencia para las más grandes compañías ya no vendrá por parte de otros gigantes de la industria, sino de compañías emergentes que utilizan la tecnología para poner en marcha modelos de negocios disruptivos.

“La competencia vendrá de startups disruptivas, lo que las compañías tradicionales pueden hacer es contratar a un equipo de operaciones tecnológicas encubiertas para que formen una compañía cuyo trabajo sea transformar el negocio”, comentó Salim Ismail, decano y embajador internacional de Singularity University al diario mexicano El Financiero.

Un ejemplo de este tipo de equipos especiales son los Laboratorios Google X, encargados de desarrollar tecnología de vanguardia como los Google Glass, vehículos autónomos, lentes de contacto para pacientes diabéticos, cucharas para personas con Parkinson y entregas con drones.

“Las viejas compañías no pueden convertir sus modelos de negocio en uno de estos animales tecnológicos; deben inspirar a sus directivos a innovar desde los márgenes, esta estrategia le ha funcionado muy bien a Apple al crear una comunidad a su alrededor”, dijo Ismail.

El acortamiento de los ciclos tecnológicos pondrá a prueba las capacidades de las empresas para adaptarse a las nuevas tendencias para no quedarse rezagadas y poder conservar a sus clientes.

Anteriormente, los grandes cambios tomaban hasta 10 años para establecerse y en los próximos años veremos cambios prácticamente en tiempo real, aseguró.

“No estamos acostumbrados a este ritmo de avance tecnológico; los negocios y los servicios deben entregarse prácticamente en tiempo real”, indicó.