1

IoT puede ser clave para la inclusión social

Hablar de la Cuarta Revolución Industria supone hablar del internet de las Cosas (IoT) y del impacto que supondrá a futuro en todos y cada uno de los ámbitos de nuestras vidas.

Que ya tiene. Pues, aunque todos los pronósticos nos hablan de una comercialización que – junto con la red 5G – comenzará a partir del 2020, desde ya los fabricantes han iniciado el diseño del mundo que quizás tengamos.

En principio, las cifras son alucinantes. Solo el informe del Instituto McKinsey y recogido por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), estima que podríamos tener 50 millones de dispositivos conectados entre sí en 2025, es decir, antes de una década.

Para entonces, la IoT podría estar presente en casi todos los aspectos de nuestra vida diaria tanto doméstica cómo profesional incluyendo nuestros, autos, hospitales y tiendas, con un impacto económico potencial que podría superar los $11.000 millones ese mismo año.

Sin embargo, la oportunidad de transformar digitalmente nuestro mundo en forma masiva, de tener “sensores y dispositivos conectados por redes de sistemas informáticos” – mejor conocida como Internet de las Cosas (IoT) – y de que los vehículos de auto-conducción y casas inteligentes sean la norma afectará a los individuos, las empresas y las industrias.

HP Reinventa impresión

 

Inteligencia para la vida

La IoT podría conducir a una mejor inclusión social, según experto investigador sobre sus impacto, Andreas Raptopoulos, quien destaca que, frente a la realidad de que hay 1.000 millones de personas que no tienen acceso a las carreteras, sin que haya una perspectiva mucho mejor de mejorar esa condición de la infraestructura en las próximas décadas.

“Mientras tanto, nos estamos convirtiendo en un mundo más urbano y más y más personas vivirán en ciudades en el futuro cercano, pero en algunas ciudades la infraestructura sigue siendo muy pobre. Así que tenemos que encontrar soluciones para conectar estas personas y hacer su vida más fácil“, afirmó.

Así que aquellos emprendimientos, empresas o servicios que se estén concentrando en atender estos temas estarán garantizando su éxito en los próximos años.

Cambio de paradigma

Por su parte, el también especialista en temas de transformación tecnológica, CT Kurien señala que hay, además de obstáculos, riesgos que encarar.

“Todo el mundo ha caído en el amor con la Internet de las Cosas y la tecnología involucrada, sin entender lo que realmente significa: hace diez años, si quería introducir un producto, hizo la investigación, construyó su producto durante 1-2 años y comenzó a enviar hacia fuera. Ahora, debe pensar en diseñar un producto que puede quedarse por 10 años, pero entendiendo que todo lo que esté detrás y alrededor será impulsado por software. El iPhone y otros smartphones son ejemplos obvios de esto”, afirmó.

Para Kurien, esto supone cambios e innovación en todos los ámbitos y la oportunidad para muchas nuevas iniciativas.

“Si los líderes de negocios no reconfiguran sus empresas para pensar de esta manera [en función del software], no habrá un Internet de las Cosas”, concluyó.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *