1

Curvilux inicia la IoT en América Latina

La mesa de noche inteligente Curvilux, llego a Nueva York desde Argentina mientras conquista el mundo desde IndieGogo.

Factory Pyme | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Hablando de ideas brillantes y que deslumbran por su sencillez, una mesa de noche lumínica que “facilite” los primeros y últimos momentos del día, mínimo, se agradece.

Curvilux tiene, además, el mérito de ser el primer enser “conectado e inteligente” producido desde América Latina ya que su concepción es producto de un grupo de emprendedores cordobeses que, en 2014, decidieron reinventar los muebles del hogar.

“La tecnología anda muy rápido pero nos dimos cuenta que, al llegar a casa, se detiene pues el diseño del hogar aún está lejos de ser intuitivo”, explicó Rodrigo Morelli, uno de los hermanos fundadores de la startup.

Todo en uno

Y es que Curvilux  es… lo que siempre hemos deseado: una mesa de noche que sirve para todo:

• Carga inalámbrica y USB para recargar hasta tres dispositivos

• Un sistema de audio estéreo que permite reproducir música desde cualquier celular,

• Por supuesto, un sistema de iluminación dual para lectura y para levantarse por la noche,

• Cajón con cerradura electrónica

• Conectividad Bluetooth y NFC

• Una aplicación móvil que permite comandar todas las funciones a la distancia como encender las luces, cerrar el cajón e, incluso, programar alarmas que combinan luz y sonido para simular el amanecer y lograr así un despertar más natural.

• Integración con el smart home gracias a botones programables de la mesa que permiten manejar dispositivos como cerraduras y luces conectadas.

Curvilux

Búsqueda de indieGogo

Y si se pregunta, ¿dónde puede conseguir la suya?, Curvilux lanzó su producto haciendo uso del sitio de financiamiento colectivo Indiegogo, donde ofrecen las primeras unidades a 179 dólares. Ya están agotadas.

La “segunda generación” se consiguen entre US$ 199 y US$ 250, con envío a todo el mundo… pero a partir de noviembre.

‘’Lograr este tipo de desarrollo requirió mucho esfuerzo por parte de todo el equipo: los recursos no nos sobraban y no era sencillo conseguir ciertos componentes. A pesar de todos los inconvenientes y gracias al apoyo brindado por la comunidad emprendedora de Córdoba conseguimos salir adelante y llegar a Nueva York a realizar nuestro lanzamiento mundial’’ explicó Morelli.

Así que, es un hecho: el Internet de las Cosas está aquí… y puede empezar por su mesa de noche.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *