1

Mural, la pizarra de notas virtual y global

Pensada como herramienta de trabajo particular de su creador, Mural es una herramienta de trabajo colaborativo que reproduce virtualmente nuestro sistema de pizarras de notas.

Vía MIT Technology Review

¿Puede la tecnología tomar nuestra forma “natural” de trabajar y (realmente) mejorarla? Pareciera que es la gran pregunta que los creadores superan una y otra y otra vez.

Uno de los esfuerzos más notables de programadores y diseñadores ha sido la “reproducción” de nuestras prácticas de “Escritorio” (agendas, bloc de notas, calendarios) de manera tal que no sólo no se afecten nuestros hábitos productivos sino, por el contrario, se mejoren en forma exponencial.

Tal es es caso de esta aplicación: para el joven innovador argentino Patricio Jutard, diseñar un videojuego siempre había sido sinónimo de diversión y creatividad. Con su equipo de la empresa Three Melons dibujaba en una pizarra y utilizaba pósits para debatir las ideas que se les iban ocurriendo de forma colaborativa. Pero todo cambió de golpe cuando la empresa fue adquirida por otra que posteriormente se integró en Disney. Tuvo que dejar de lado las pegatinas de colores y la pizarra para empezar a trabajar online con un equipo internacional.

Ninguna de las plataformas de trabajo en red existentes le permitía la misma interacción con el equipo que tenía cuando trabajaba sobre una pizarra física. ¿La solución? Crear Mural, su propia plataforma de trabajo colaborativo online.

El objetivo era encontrar una forma de trabajar similar a la que tenía con sus compañeros, pero un entorno digital.

UCINF impulsa en Chile desarrollo de apps

Colaboración virtual

Jutard explica su apuesta: “Mi socio [Mariano Suárez] y yo decidimos dejar Disney y centrarnos en Mural porque vimos que era una necesidad para otras empresas”.

No se equivocaban. Cuatro años después de lanzar la versión beta, en septiembre de 2011, ya tienen 650.000 usuarios registrados y obtienen un beneficio mensual de 90.000 dólares (unos 80.800 euros).

Ya son 1.200 las empresas, entre ellas IBM y la propia Disney, las que han contratado alguno de sus paquetes de servicios.

Estos varían de los 29 dólares (unos 26 euros) a los 1.099 dólares (986 euros), según el número de usuarios que vayan a utilizar la plataforma.

“Las compañías ya no sólo quieren compartir archivos, quieren colaborar y ser creativos”, enfatiza Jutard para explicar el valor de Mural.

Apoyos para mejorar

El interés de estas empresas se ha traducido también en la inversión de firmas como Intel Capital, Alta Ventures, Collaborative Fund e IDEO.

El equipo de Mural entró a formar parte de un proceso de aprendizaje y tutorías liderado por esta última. Gracias a este programa el equipo pudo conocer de primera mano técnicas de desing thinking, una metodología que se basa en el proceso de crear un producto o idea y contrastarla constantemente para mejorarla. De esta manera, la idea va creciendo colaborativamente hasta dar con un resultado óptimo.

Jutard explica cómo el equipo de Mural aplica lo aprendido con IDEO a su plataforma:

“Hoy en día, para crear hay que colaborar; ya no sirve la idea del genio solitario que lo crea todo él”.

Por eso Mural funciona como una pizarra digital en la que cada miembro del equipo puede compartir no sólo información sino también dibujos, formas, apuntes, fotos y archivos. A través de una interfaz intuitiva, el usuario puede contribuir en cualquier momento a la discusión y aportar nuevas ideas como si de una pizarra real se tratase.

“Una de las cosas positivas, además de trabajar a distancia, es que no hace falta que todos los miembros del equipo estén conectados a la vez para trabajar”, explica Jutard. Una parte del equipo puede aportar ideas a un proyecto mientras el resto, en otro huso horario, está durmiendo. Al despertar se encontrarán con aportaciones e ideas nuevas para seguir trabajando sobre ellas.

En el momento de tomar una decisión, Mural dispone de un sistema de votación en el que cada miembro puede expresar su opinión.

Ejecutivos

Diálogo productivo

Todas estas opciones se centran en fomentar un “diálogo creativo” en el que pueden participar todos los miembros de la empresa.
Jutard explica el proceso como un paso más en el proceso colaborativo: “No queremos compartir archivos, queremos generar conceptos y crear ideas”.

El innovador cree que esta forma de trabajo se extenderá en los próximos años con la incorporación de nuevos dispositivos a las oficinas. “Dentro de poco las salas de reunión tendrán pantallas táctiles gigantes que sustituirán a las pizarras y todo se podrá hacer de forma colaborativa y digital”, indica.

Es precisamente en lo digital donde Mural aporta una solución que no puede aportar una pizarra física.

“Si dibujas todo en una pizarra no podrás luego buscar esa referencia en un móvil, por ejemplo”, explica Jutard, y añade: “Nuestro servicio permite acceder a toda la información de los procesos de forma digital desde cualquier dispositivo”.

Para la cofundadora de Nazca Ventures y miembro del jurado de MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Argentina y Uruguay 2015, Vanesa Kolodziej, la innovación de Jutard “tiene impacto en la colaboración remota de grupos de trabajo, una necesidad característica del cambio social y tecnológico de nuestra época”.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *