1

Inipop y la tecnología para que cualquier coche sea autónomo

El creador argentino, Pablo Orlando creó la empresa Inipop que busca, entre otras cosas, colocar la automoción al alcance de todos.

Vía MIT Technology Review 

Una de las aspiraciones de los usuarios de las tecnologías digitales desde que las computadoras y los móviles comenzaron a hacerse populares es la “estandarización”: baterías, cargadores, programas, etc., que puedan usarse indistintamente.

Con los cargadores se ha ogrado que, aunque sean de distiinta “velocidad de carga” sean todo USB y mini USB. Las baterías se siguen resistiendo a ser indistinta, de manera que puedan comprarse solo en base a querer un mayor rendimiento. Quizás las recientes “explosiones” aceleren el proceso de un cambio de percepción al respecto.

Como sea, todo aspiramos a que la tecnología de avanzada pueda ser adquirida fácilmente para el progreso de todos.

No debe, entonces, sorprender que se desee esto en lo que se refiere a la conducción autónoma. Después de todo, las cifras son preocupantes: la mayoría de los accidentes de tráfico se deben a un factor humano.

Distracciones, imprudencias, consumo de alcohol o drogas, cansancio, una mala interpretación de las condiciones de la carretera, del automóvil o climatológicas, son los principales motivos de las 1.250.000 muertes que se producen cada año en el mundo.

La conducción autónoma podría reducir este número de fallecimientos, pero de momento, estos sistemas solo están en manos de los grandes fabricantes.

Haga a su auto sea “smart”

El joven innovador argentino Pablo Orlando aspira a poder “democratizar esta tecnología”. Para ello ha cofundado la empresa Inipop, a través de la cual ha desarrollado un sistema que dota al vehículo de una inteligencia artificial que lo convierte en un automóvil autónomo.

El sistema está compuesto por cámaras, radar y un ordenador de a bordo. Así es capaz de analizar el entorno del vehículo en el que se instala y tomar las riendas del manejo del mismo.

La inteligencia artificial detecta la presencia de peatones en las inmediaciones y lee las señales de tráfico, lo que le permite al vehículo reaccionar frente a cada circunstancia de la manera más segura posible.

La primera demostración del prototipo tuvo lugar el pasado mes de julio en Buenos Aires (Argentina).

El sistema de Orlando se instaló en un vehículo eléctrico desarrollado por Inipop junto a Space AI con financiación del Gobierno de la ciudad. Estos automóviles forman parte de una experiencia piloto destinada a que la ciudadanía se familiarice con la tecnología y no tenga miedo a la presencia de este tipo de vehículos en las calles.

La confianza generada estimulará el uso de los  autobuses y trenes del transporte público de la ciudad que pronto empezarán a utilizar este sistema de guiado.

En una primera fase, el ordenador de a bordo alertará al conductor de estos transportes públicos de situaciones que requieran su atención o impedirá que se produzcan arrollamientos tomando el control de la dirección y los frenos. Así evitará que se produzcan accidentes por maniobras bruscas o invasión inadvertida del espacio de otros usuarios de la vía pública más vulnerables, como peatones o ciclistas.

Transporte público al fin inteligente

De momento el sistema está implementado para autobuses, trenes y autos eléctricos, pero ya se está trabajando en adaptar el sistema a coches de combustión interna, según aclara Orlando.

“El propósito es que no sólo los vehículos nuevos cuenten con la tecnología sino que cualquier vehículo del parque móvil actual pueda instalársela”, declara el joven argentino.

Orlando afirma: “En el campo de la robótica estamos como en la década de 1990 con internet, dentro de 5 ó 10 años viviremos rodeados de robots”.

Encargado del área de Desarrollo de Negocio de Inipop, cree que su tecnología permitiría el desarrollo de robots taxistas, mensajeros y portaequipajes autónomos, etcétera.

“El diseño del sistema es abierto, de modo que puede ser adaptado para utilizarse en cualquier vehículo con las modificaciones adecuadas” explica.

Según el profesor de Informática de la Pontificia Universidad Católica del Perú José Antonio Pow-Sang, “el proyecto de Orlando es interesante y de alto impacto para la sociedad”.
En particular, el miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Argentina y Uruguay 2015 destaca que “el potencial y proyección” del innovador le parecen “inmejorables”.

There are 1 comments

  1. Pingback: En Jalisco producen primer autobús autónomo mexicano

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *