Emprender no basta: Innovar, el reto de los fundadores

El viejo debate de si se debe emprender o innovar esta resuelto en la práctica: los proyectos exitosos cumplen ambas condiciones.

Factory Pyme | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Mucho más productivo que el de la gallina y el huevo, el dilema Emprender vs. Innovar que retoma la gente de Telefónica – Movistar en su blog de apoyo al emprendimiento tiene el mismo mérito que el de su hermano gemelo Crecer vs. Innovar.

Estas preguntas, sin embargo, obtienen respuestas distintas si se hacen en el escenario corporativo o en el ecosistema de emprendimiento.Las grandes empresas requieren de “emprendedores” que generen y ejecuten proyectos, además, de innovadores que agreguen valor a su negocio.

El enfoque de Destino Emprendedor, por otra parte, nos recuerda que aunque es deseable y preferible la capacidad de innovar en el perfil del emprendedor, no son sinónimos.

Como lo demuestra la tasa de mortalidad del 80% de los emprendimientos en su primeros dos años, tener la voluntad, disposición y los recursos, no es suficiente.

Tampoco basta con una idea si esta no responde a una necesidad que es resuelta a través de su negocio. Y justo esa capacidad distinguía a Steve Job, santo patrón de los emprendedores tecnológicos, como nos muestra la infografía de Destino Emprendedor:

emprender-o-innovar1

El origen de los unicornios

El modelo de Telefónica – Movistar apunta hacia lo que los pronósticos en torno a la IV Revolución Industrial y la transformación digital han venido señalando: sin innovación los negocios no agregan valor y tienden a extinguirse. Más temprano que tarde.

¿Pueden TODOS los emprendedores innovar en su negocio? Probablemente, no.
Pero agregar valor en los procesos de nuestras audiencias es innovación. Y permite las mejoras graduales en nuestros respectivos sectores, retrasando la amenaza de extinción colectiva.

Mientras llegan las grandes… o pequeñas disrupciones que realizan las transformaciones definitivas en los mercados.

Quizás haya que decir “temporalmente definitivas”. La historia de empresas como GE, IBM, Microsoft, Motorola, Nokia y más recientemente, Blackberry nos indica que el éxito empresarial en el mundo de los negocios no está escrito en piedra.

Ello demanda de emprendedores y gerentes la capacidad de reinventarse (que también es innovación) con una mirada flexible y adaptativa de la audiencia, los procesos y los modelos de negocio.

Sino, hasta los unicornios pueden transformarse en dinosaurios y pasar a la extinción como nos sigue indicando la infografía.

emprender-o-innovar-2

Así que que, recuerde: no habrá éxito a largo plazo en su emprendimiento a menos que pueda cambiar, mejorar e innovar en el tiempo.
Es una lucha. Abrácela con pasión.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *