¿Emprendedor del 10%? Descuide, no está sólo

De hecho, está tan acompañado que hay hasta un libro sobre “El emprendedor del 10%”. Quizás no llegue a millonario, pero sí es un entrepreneur.

Factory Pyme | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

No me malentienda: si usted es un emprendedor con toda la laboriosidad y dedicación que el Founder Institute le atribuye a los entrepreneurs latinoamericanos, bienvenido al club.

No: esta información está dirigida para todos aquellos que trabajan de madrugada, los fines de semana e, inclusive, sueñan con tener negocios propios pero no se atreven a verse a si mismos como emprendedores. Tampoco se hacen llamar así.

¿Por qué? Probablemente porque, como señala el autor del libro “El emprendedor del 10%”, Patrick McGinnis, existe una “mitología y cultura” en torno a la iniciativa empresarial que no entiende sino el todo o nada.

Según  McGinnis, esta visión desmerita aquellas iniciativas que se hacen de a poco, en un largo plazo o que, inclusive, constituyen una diversificación alternativa de proyectos en curso.

Para el autor, quien también es capitalista de riesgo y fundador de Dirigo Advisors, se puede ser un emprendedor invirtiendo e 10% de su tiempo libre. Y su libro tiene casos documentados que lo demuestran, mostrando además cómo lo lograron.

Yes, you can

Para McGinnis, la opción de dejar todo para emprender puede parecer ideal, pero no es para todo el mundo.

“Sin duda, se trata de una vía para algunas personas que tienen ahorros o una familia que los apoya. Sin embargo, para los demás, el 10% es muy buen punto de partida. Se puede llegar hasta el 100% o 110%, pero en ese momento hay que preguntarse: ¿realmente me gusta el espíritu empresarial? ¿Es algo que me atrae? ¿Mi idea de negocio tiene sentido?’, reflexionó el autor.

Por ello, en su libro propone CINCO (05) tipos de emprendedores de 10%:

1. EL INVERSOR ÁNGEL. Para el autor, este tipo de emprendedor invierte – de media – el 10% de sus activos en iniciativas paralelas a sus actividades centrales y puede o no participar en su operación.

2. EL CONSULTOR. En este caso no hay inversión de dinero sino de tiempo en iniciativas que pueden ser arriesgadas.

3. EL FUNDADOR. Este es casi lo que entendemos como un emprendedor: alguien que va a operar algo que comenzó como una actividad paralela.

4. EL AFICIONADO. Probablemente se identifique con este tipo: es alguien que tiene una pasión y quiere ejercitarla pero no necesariamente esta orientado 100% al lucro como el que quiere tener un restaurant sólo porque le gusta cocinar.

5. EL EMPRESARIO. Se preguntará por qué este tipo está aquí. Simple: porque hasta los más exitosos que están 110% en una gran apuesta pueden desear tener un proyecto de 10%… para diversificar, como colchón e, inclusive, por placer.

Para ver la entrevista completa de Knowledge@Wharton haga clic aquí

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *