1

Destrezas sociales o por qué las startups están demandando humanistas

No sólo filósofos. Silicon Valley comienza a entender lo que a los latinos nos está costando: empatía y comunicación ayudan al éxito de las startups.

Con información de Agenda WEF

Puede que pase en todo el mundo. Pero una de las fallas que han detectado algunos mentores que se acercan a los Startups Weekend en América Latina es que no sólo las destrezas tecnológicas son necesarias para sacar adelante las buenas ideas.

A una conclusión similar está llegando Silicon Valley donde hay todo un movimiento decidido a que el sector del emprendimiento tecnológico entienda a la Filosofía cómo una habilidad imprescindible.

Es decir: los emprendedores tecnológicos necesitan tener la capacidad de:

  • Plantearse problemas
  • Hacer preguntas sobre la realidad
  • Intentar resolverlos con tecnología

Estas deberían ser las fuentes de las que broten startups más exitosas que sean menos copias de modelos ya existentes y/o tendencias de moda que pueden (ha pasado) desaparecer rápidamente.

Empatía y planificación

Del otro lado, una información recientemente recogida por la página del WEF da cuenta de que las empresas tecnológicas en el mundo están comenzando a mirar, también, los perfiles humanísticos y sociales.

¿Por qué? Porque las habilidades con ideomas, empatía, socialización, planificación, comunicación, entre otras están más asociadas a las carreras humanísticas /sociales como la Sociología, Psicología, Comunicación Social más que con las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

La información recogida por la Agenda WEF destaca que, si bien una startup o empresa tecnológica requiere (por definición) de las habilidades técnicas, los profesionales de Humanidades y Ciencias Sociales cuentan con:

  • Las dotes comunicativas
  • La capacidad organizativa
  • La formación para facilitar la toma de decisiones…
  • … que cualquier empresa necesita para ser exitosa.

Realmente exitosa, mucho más allá de una buena idea.

¿Formación o asociación?

Volviendo a los Startups Weekend, la incapacidad de los estudiantes de ingeniería de:

  • Elaborar un plan de negocios
  • Realizar una investigación de mercado
  • Comunicar los valores agregados de su idea o su importancia social…
  • … son parte de las causas de que proyectos innovadores jamás vean la luz y, mucho menos, obtengan financiamiento.

Probablemente habrá quien estime que son debilidades de transversalidad de la formación técnica. Es cierto.

Pero, para la mayoría de estos eventos se piden equipos constituidos. Quizás sea buena idea que, al menos un miembro del equipo tenga perfil de habilidades sociales-creativas (como los diseñadores, por ejemplo) para introducir una nueva percepción que libre a la futura startups del mal que, en la NASA, la logrado precipitar cohetes: el “pensamiento de grupo” tecnológico.

Además, si Silicon Valley tiene que aprender de América Latina la creación de proyectos para satisfacer necesidades reales, los ingenieros/emprendedores deben aprender a reconocer sus limitaciones.

Es el primer paso para que su startup no termine en ese cementerio que suelen tener sus jardines muchas de las incubadoras y aceleradoras de la región.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *