fbpx
1
Reciclar
 

Reciclar, ¿una obligación o un derecho?

Hoy se vive una confusión entre reciclar y donar. Entre lo que es un derecho y lo que es una obligación. Empecemos por ahí.

Por: Rosario Hevia | Fundadora y gerente general de Ecocitex

Reciclar


Partamos por simplificar los conceptos: donar implica regalar algo en buen estado, algo que tiene valor. Originalmente, viene de la donación de órganos y se trata de un acto desinteresado para ayudar a un tercero. 

Reciclar, por el contrario, corresponde a disponer de forma sustentable un residuo que, de lo contrario, terminaría en la basura. 

Ahora que aclaramos lo que es reciclar, ¿se trata de un derecho o una obligación de la persona que consume?

Nosotros postulamos que el hacerse cargo de los residuos que uno genera es responsabilidad de quien, libremente, optó por comprarlo, lo que no es un derecho sino una obligación.  

Al ser un deber, es neceserio  hacerse cargo de:

  • El trabajo
  • La logística 
  • Y el costo… 

… que tenga reciclar lo que uno consumió. 

Hay algunos productos en los cuales el costo del proceso de reciclaje es menor al precio final de venta del producto valorizado. 

Estos servicios generalmente son gratuitos o, incluso, se paga por la materia prima como, por ejemplo, el aluminio. 

Relación precio – valor

Hay otros residuos cuyo costo de reciclar de manera circular es más alto, por lo que, generalmente, no se reciclan y terminan en vertederos. 

Esta es la realidad de hoy con la ropa de segunda mano. En Chile, por ejemplo, se ubica el vertedero más grande del mundo, estimándose que llegan al desierto 39.000  toneladas de residuo textil al año. 

Para evitar esto, nuestra invitación es a considerar tres grandes responsabilidades al decidir realizar una compra:

1.- Uno avala la cadena productiva de lo que está comprando

Si compra algo que en el proceso tiene: 

  • Maltrato animal
  • Explotación laboral
  • Químicos contaminantes 
  • O lo que sea… 

… implícitamente está declarando que está de acuerdo con ese tipo de producción.

2.- Al comprar, asumimos la responsabilidad del producto que estamos adquiriendo

Tal razonamiento es válido durante la vida del priducto así como también en lo referente a disponerlo al final de la musma. 

Es nuestra obligación, si queremos vivir en un planeta sostenible, ser conscientes y asumir esta responsabilidad. 

3.- Al comprar, el cliente está votando

También se está empoderando y decidiendo qué tipo de empresas queremos que sean las potencias del futuro. 

Si queremos que las grandes cadenas de retail, supermercados, farmacias o avícolas, sigan siendo los líderes del mercado, entonces debemos seguir comprándoles. 

Si, por el contrario, queremos potenciar al:

  • Comercio local
  • Comercio justo
  • Empresas comprometidas con Desafío 10X  
  • O emprendedores… 

… entonces, informémonos y revisemos a quién le estamos comprando.

 

Una de las principales causas del calentamiento global así como de las diferencias sociales es que no nos hacemos cargo de nuestro poder. 

Todos juntos como consumidores tenemos el poder de cambiar el mundo.

La invitación es a que seamos más conscientes al momento de consumir, que visualicemos todo el poder que esa decisión de compra tiene y que asumamos nuestra responsabilidad por lo que nosotros optamos por consumir.

Elibeth Eduardo G.

Periodista apasionada por la innovación, la tecnología y la creatividad. Editora de The Standard CIO y Factory Pyme para The HAP GROUP

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.